Somos el primer eslabón (A) en la cadena de nuestra democracia. Somos los que decidimos que políticos no queremos.

11 de diciembre de 2010

El 85% de los catalanes cree que la corrupción está muy extendida

Los ciudadanos suspenden a los políticos en honestidad, recelan de la legalidad de la financiación de los partidos y creen que los medios no son objetivos en los casos de corrupción. El 71% de los catalanes creen que la Administración no es transparente. Fuente del artículo: La Vanguardia

Barcelona (Redacción).- Los ciudadanos suspenden a los políticos en honestidad, recelan de la legalidad de la financiación de los partidos y creen que los medios no son objetivos en los casos de corrupción. El 85% de los catalanes cree que la corrupción está "muy extendida" entre los partidos políticos, un dato que engloba la percepción de quienes piensan que está "muy" extendida -el 44,4% de los encuestados-, o "bastante" extendida, tal como piensan un 40,6%.

La mayoría de los catalanes consideran que las administraciones públicas no son transparentes en su gestión. Más del 71% de los ciudadanos de Catalunya creen que los organismos administrativos de la Generalitat no cumplen con los niveles exigibles de transparencia e integridad, mientras que el 22,7% considera que son mucho o bastante transparentes.

Se trata del dato más llamativo del primer estudio sociológico sobre la percepción de la corrupción en Catalunya y de los niveles de transparencia e integridad en las Administraciones Públicas catalanas, presentado hoy con motivo del Día Internacional contra la Corrupción promovido por Naciones Unidas

La encuesta Los catalanes y la corrupción: percepciones y actitudes ciudadanas también aborda también el tema de la responsabilidad ciudadana y de los medios de comunicación ante este fenómeno.

En este sentido, el informe refleja también la poca confianza de los ciudadanos sobre los cargos políticos. Así, también la mayoría de los catalanes considera que los políticos son poco o nada honestos. En concreto, el 67,8% de los ciudadanos consideran que los políticos no actúan con honestidad, frente al 27,2%, que consideran que sí lo son, mucho o bastante.

La gestión poco honesta de los políticos que señalan los ciudadanos se refleja también en la opinión que tienen sobre la financiación de los partidos. En este ámbito, el 52,7% de los encuestados manifiesta su convencimiento de que las formaciones políticas se financian de manera ilegal, siempre o casi siempre, frente al 38,2%, que asegura que no lo hacen nunca o casi nunca.

Los ‘mensajeros’ de la información política tampoco se libran de la mala opinión de los ciudadanos en Catalunya. Así, un 67,1% de los catalanes cree que la información que ofrecen los medios de comunicación sobre los casos de corrupción no es objetiva, mientras que el 29,7% que creen que sí lo es.

Aumenta la percepción de corrupción en todos los países por la crisis

La crisis ha aumentado la corrupción en los últimos tres años en todo el mundo, especialmente en Norteamérica y Europa, según la percepción de los ciudadanos encuestados para el barómetro global publicado hoy por la ONG Transparencia Internacional (TI).

El documento destaca que el 73% de los ciudadanos europeos consultados y el 67% de los norteamericanos consideran que la corrupción ha aumentado en el último trienio en sus respectivos países.

En contraste, el promedio mundial de los que creen que la corrupción se ha incrementado en este período se sitúa en el 56%, mientras que el 30% cree que se ha mantenido y sólo un 14% prevé una mejoría.

Los países en los que sus ciudadanos perciben que la corrupción ha empeorado en los últimos tres años son Senegal (88%), Rumanía (87%), Venezuela (86%), Papúa Nueva Guinea (85%), Portugal (83%), Perú (79%) y Pakistán e Irak (77%, cada uno).

En España, un 73% de los encuestados opina que la corrupción se ha extendido en este período, frente al 24% que mantiene que sigue constante y un escaso 3% que cree que se ha reducido.

"La crisis financiera continúa afectando a la opinión de la gente sobre la corrupción, especialmente en Europa y en Norteamérica", aseguró la presidenta de TI, Huguette Labelle, en un comunicado.

Por eso, abogó por que los gobiernos de todo el mundo "muestren su resolución y se esfuercen por restaurar el buen gobierno y la confianza" de sus ciudadanos en las instituciones públicas.

Este Barómetro Global de la Corrupción 2010, distinto al Índice de Percepción de la Corrupción que también publica con carácter anual TI, no clasifica a los países en un ránking único sino que tiene un enfoque temático.

En esta edición el Barómetro se centra, entre otros asuntos, en la percepción pública de la transparencia de las instituciones.

La ONG alemana califica de "triste" que ocho de cada diez encuestados en el mundo consideren que los partidos políticos son "corruptos" o "extremadamente corruptos", seguido por la falta de transparencia en el funcionariado público y los órganos legislativos nacionales.

No obstante, siete de cada diez consultados en el mundo aseguran que denunciarían un caso de corrupción, lo que se reduce al 50% en el caso de ser víctimas personales de un delito económico de este tipo.

"El mensaje de este Barómetro de 2010 es que la corrupción es insidiosa. Hace a la gente perder la fe. La buena noticia es que la gente está dispuesta a actuar", aseguró Labelle.


El estudio, realizado en colaboración con el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalidad de Catalunya, se realizó durante la primera mitad del pasado mes de octubre, mediante llamadas telefónicas a 2.000 personas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada